BIOPEPTIX

 

Si quieres estar en la primera fila de los avances biotecnológicos, conocer nuestras fórmulas únicas y texturas, y llevar tu centro a la vanguardia de la estética avanzada, contáctanos sin ningún compromiso.

La serie para curar la piel sensible y con Rosácea

La piel sensible es en realidad una condición y no un tipo de piel. La piel sensible se caracteriza por una textura delicada con una capa externa fina y vasos sanguíneos superficiales. Generalmente es seca, sensible y propensa a reacciones alérgicas. La piel sensible presenta reacciones exageradas a estímulos externos tales como cambios ambientales y tratamientos estéticos, que incluyen enrojecimiento, pústulas, granos y a veces hasta erosiones.

El cambio en la estructura básica de la piel sensible es un defecto celular que se manifiesta por la pérdida de la función barrera de la piel, sequedad, enrojecimiento, irritación, inflamación y capilares dilatados.

Recuperar la función barrera de la piel y curar los capilares dilatados
Recuperar la función barrera de la piel y curar los capilares dilatados
Oxigenar y combatir el enrojecimiento, irritación e inflamación